Iniciar sesión
Menú

“Pensamientos sobre el mundo real por uno que lo observó y huyó”: Revisión

"Crear una vida que refleje tus valores y satisfaga tu alma es un logro poco común. En una cultura que promueve incansablemente la avaricia y el exceso como la buena vida, una persona feliz haciendo su propio trabajo es generalmente considerado un excéntrico, o subversivo.

La ambición sólo se entiende si es para llegar a la cima de alguna imaginaria escalera de éxito. Alguien que tiene un trabajo poco exigente, ya que le da el tiempo para dedicarse a otros intereses y actividades se considera poco fiable. Una persona que abandona una carrera con el fin de quedarse en casa y criar a los hijos se considera que no está a la altura de su potencial – como si un puesto de trabajo y el salario fuesen la única medida de valor humano.

Se te pedirá que de mil maneras, algunas sutiles y otras no tanto, seguir subiendo, y nunca estar satisfecho con el puesto que ocupas, con quién eres y con lo que estás haciendo. Hay un millón de maneras de venderte a esto, y te garantizo que oirás hablar de ellas.

Inventar tu propio significado de vida no es fácil, pero aún así es permitido, y creo que serás más feliz a pasar de las molestia.   "